Gutxitasun fisikoa edo/ta organikoa duten Bizkaiko pertsonak Personas con discapacidad física y/u orgánica de Bizkaia

Estás en: >
Noticias
Noticias
Domingo, 20 de Octubre de 2019

35 ANIVERSARIO DE FEKOOR: CON I(NC)LUSIÓN

FEKOOR cumple 35 años y lo queremos celebrar contigo y con toda la sociedad de vizcaína. 35 años de un proyecto asociativo que nació del voluntariado más genuino para ofrecer oportunidades de participación a las personas con discapacidad física y orgánica, defender sus derechos fundamentales y mejorar su calidad de vida. 

14/02/2014
Comparte esta noticia » imprimir enviar noticia
35 ANIVERSARIO DE FEKOOR: CON I(NC)LUSIÓN

Un proyecto lleno de ILUSIÓN surgido para que muchas personas con discapacidad física y orgánica, sus familiares y las personas comprometidas con la justicia social, trabajáramos juntas para avanzar hacia la INCLUSIÓN, y construir una realidad en la que todas las personas contemos y podamos participar y desarrollar nuestros proyectos de vida.

Dos palabras, ILUSIÓN E INCLUSIÓN, que hemos elegido como eslogan conmemorativo, porque siguen sustentando hoy en día la filosofía de este gran proyecto de trasformación social
que hoy tiene sólidas raíces en la sociedad vizcaína y que representa a un colectivo formado por las 20 principales asociaciones de la discapacidad, con más de 7.000 personas asociadas, siendo uno de los referentes en la defensa de los derechos y la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad física y orgánica y sus familias en Bizkaia.

Motivos que justifican la celebración de este 35 aniversario de nuestra fundación para poner en valor y reconocer el trabajo asociativo realizado hasta hoy y compartir con la sociedad nuestra aportación al desarrollo social de Bizkaia.

Seguimos manteniendo el mismo COMPROMISO con la sociedad de Bizkaia que hace 35 años: el mismo compromiso del colectivo de personas que seguimos trabajando por una sociedad inclusiva en la que todas las personas en su diversidad podamos vivir en condiciones de libre elección, igualdad, participación y plena ciudadanía.

Para celebrar como se merece este cumpleaños, hemos preparado un montón de actividades y sorpresas de las que os iremos dando cuenta puntualmente a través de la web conmemorativa www.fekoor35urte.org

Como adelanto tenemos previsto realizar un Acto de Reconocimiento a la labor asociativa de las asociaciones que componen Fekoor, Jornadas de Puertas abiertas de los servicios forales que gestionamos, un Meeting Point asociativo, una gesta deportiva a cargo del atleta de nuestra agrupación Iñaki Castañeda que hará la Ruta 66 de Nueva York a Los Ángeles en EE.UU y que seguiremos día a día a través de las redes sociales, una gala lírica y musical a beneficio de la actividad asociativa de Fekoor en colaboración con la ONG "Concerts4goods", una gran fiesta asociativa al aire libre, y un cierre final de año con motivo del 3 de Diciembre, el Día Internacional de las personas con Discpacidad.

También tenemos más sorpresas, como el diseño de una camiseta conmemorativam la celebración de concursos de pintura, fotografía, vídeo y microrelatos, exposiciones y subasta de arte...

Os esperamos para ayudarnos a soplar las velas y seguir sumando capacidades para hacer una sociedad cada vez más inclusiva, porque donde hay una nueva necesidad, nace siempre un nuevo derecho a conquistar.

Historia asociativa

La Federación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física y/o orgánica de Bizkaia se fundó oficialmente un 18 de marzo de 1979, en torno a la actividad asociativa de tres de sus asociaciones; la Asociación para la integración de las personas con discapacidad física (AUXILIA), Fraternidad cristiana de enfermos con discapacidad física (FRATER) y la Asociación de padres de niños con discapacidad física de Bizkaia.

Eran años de efervescencia en el movimiento asociativo y se constituían también por aquel entonces asociaciones como la Asociación para la lucha contra las enfermedades renales (ALCER), la Asociación vizcaína de Hemofilia (AHEVA), el Colectivo de personas con discapacidad física de Barakaldo (CODISFIBA), la Asociación de lesionados medulares de Bizkaia (BIZKEL) y la Asociación de esclerosis múltiple de Bizkaia (ADEMBI), que se unieron al poco tiempo al proyecto.

Posteriormente, el movimiento asociativo de la discapacidad se consolidó con la adhesión de las asociaciones que actualmente conforman la Federación y que hoy en día es una referencia en la defensa de los derechos y la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad física y orgánica y sus familias en Bizkaia.

Todavía en la década de los 70, la discapacidad física y orgánica era una realidad invisible para la mayoría de la sociedad. Las familias se hacían cargo de sus familiares con discapacidad sin ningún tipo de apoyo, y socialmente estaban considerados como colectivos "especiales", que había que ocultar porque eran motivo de vergüenza. Se trataba de personas muy dependientes del sistema sanitario que interfería en sus vidas desde una perspectiva paternalista y asistencialista. A las personas con alguna discapacidad se les consideraba enfermas, con poca o ninguna posibilidad de desarrollarse personal, cultural y profesionalmente, participar en la vida social o vivir su propia vida. 

Conscientes de esta injusta situación y de la necesidad de cambiar esta realidad, un grupo de gente joven comenzaba entonces a trabajar desde el voluntariado por los derechos de nuestro colectivo. El religioso Camilo Jokin kamara fue el dinamizador de un grupo de voluntarios y voluntarias que empezaron dando clases de alfabetización y cultura general a jóvenes con discapacidad física en los hospitales, en sus casa, y en unos locales ubicados en el Campo Volantín de Bilbao, propiedad de los Padres Camilos. La idea era que estas personas no se limitasen a ser meros profesores a domicilio, sino que fueran un puente de socialización para las personas con Discapacidad Física que estaban recluidas en sus casas. Esta experiencia permitió que el colectivo de personas con discapacidad tomara contacto con la realidad, conociera las oportunidades que brinda la sociedad, y que podían y debían tomar las riendas de su propio futuro participando en el desarrollo del movimiento asociativo.

Estaba todo por hacer en aquellos años. Apenas acabábamos de descubrir todo un mundo de necesidades en todos los ámbitos: en el educativo, en el sanitario, en el laboral, en el social...En aquel entonces se empezaba ya a trabajar desde la cultura, el ocio o el deporte como herramientas de socialización. Se organizaban actividades inéditas hasta entonces, como organizar campamentos con tiendas de campaña para personas en silla. Los campamentos de verano fueron la primera oportunidad que muchas de personas tenían de salir de su reclusión y relacionarse con los demás en un entorno normalizado e igualitario. Fue una actividad pionera en aquel entonces, porque no existía el "transporte adaptado", ni los albergues, ni mucho menos hoteles con habitaciones adaptadas como ahora. Las sillas de ruedas se cargaban a pulso en el techo del autobús, y se trasladaba en brazos a cada persona a su asiento. En el seminario había que montar las camas en el gimnasio, y las propias madres y padres se encargaban de la cocina. 

También era entonces cuando se formalizaban las primera fichas deportivas en las federaciones de tenis de mesa, balonmano y ajedrez y se acudía por vez primera a las competiciones junto a personas con y sin discapacidad. 

Era la época en que se presentaban los primeros proyectos del metro y el movimiento asociativo se implicó para que el metro fuese accesible para toda las sociedad con argumentos muy avanzados para la época, que hablaban ya de "accesibilidad universal" y "diseño para todos".  

Los años 70 significaron el comienzo de una nueva época, llena de ilusión para que muchas personas con alguna discapacidad física, sus familiares, y algunas personas comprometidas con la justicia social, trabajaran juntas para promover la defensa de sus derechos y tener la posibilidad de llevar una vida digna basada en la igualdad de oportunidades y en el reconocimiento de sus derechos fundamentales.

Ésta ha sido una de las claves del éxito de este proyecto de transformación social que empezamos a construir hace 35 años, la acción conjunta y el compromiso solidario de un grupo de personas voluntarias y de sus asociaciones que desde la diversidad y poniendo en valor sus capacidades hemos sido capaces de sembrar la semilla del cambio, poniendo en marcha recursos de apoyo, servicios y oportunidades de participación en la sociedad en clave de inclusión, igualdad de oportunidades y vida independiente desde la innovación social y orientados a la trasformación social.

Opina


Listado de Comentarios

    FEKOOR. Blas de Otero, 63 bajo 48014 Bilbao(Bizkaia)/Tlf:94 405 36 66 / Fax:94 405 36 69