Gutxitasun fisikoa edo/ta organikoa duten Bizkaiko pertsonak Personas con discapacidad física y/u orgánica de Bizkaia

Estás en: >
Noticias
Noticias
Jueves, 17 de Octubre de 2019

FEKOOR DENUNCIA LOS RECORTES SOCIALES Y DE LA LEY DE DEPENDENCIA

La reforma aprobada por el Gobierno central recorta un 15% la prestación a los cuidados familiares, elimina la cotización a la seguridad social de cuidadores y cuidadoras no profesionales, aumenta el copago, y retrasa hasta 2015 la incorporación al sistema de las personas en situación de dependencia moderada. Un recorte brutal que afecta a las personas más desfavorecidas y supone "un ataque frontal al Estado de Bienestar que pone a más personas en riesgo de exclusión", según ha denunciado el director de Fekoor, Juan Carlos Sola.

16/07/2012
Comparte esta noticia » imprimir enviar noticia
FEKOOR DENUNCIA LOS RECORTES SOCIALES Y DE LA LEY DE DEPENDENCIA

La tijera de los recortes sigue cebándose con las capas más vulnerables de la sociedad. Uno de los colectivos con menos ingresos y más penalizados, como el de las personas con discapacidad física y orgánica, afronta con contenida indignación las últimas reformas del Gobierno que hacen recaer todo el peso de la crisis sobre sus espaldas.

"La crisis se toma como excusa para recortar derechos que hemos conseguido con tanto esfuerzo y para desmantelar el Estado de Bienestar Social. El Estado de Bienestar es un patrimonio de la sociedad que todas las personas vamos a necesitar en un momento u otro de nuestra vida. Además el hachazo incide en los colectivos que ya atraviesan más penurias", ha explicado Sola en declaraciones al diario Deia.

El Consejo de Ministros del ejecutivo de Mariano Rajoy ha aprobado este pasado viernes una batería de medidas que suponen una agresión y un retroceso en los derechos subjetivos reconocidos en la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y de Atención a las Personas en Situación de Dependencia. 

Entre estas medidas destaca la reducción de un 15% en la prestación para los cuidados informales. Una medida que reducirá el bajo poder adquisitivo y la calidad de vida de un colectivo que en su mayoría cobra pensiones no contributivas de una media de entre 350 y 400 euros, y que supondrá perder en torno a los 60 euros mensuales. Además, la Seguridad Social dejará de hacerse cargo de la cotización de cuidadores y cuidadoras no profesionales que se incorporen a partir de ahora al sistema. Los cuidadores y cuidadoras no profesionales deberán "cumplir con unos conocimientos básicos para atender a la persona dependiente y convivir con ella".

Asimismo, la reforma modifica las condiciones de retroactividad en el cobro de las prestaciones. A partir de ahora, solo se podrá reclamar los pagos atrasados de la prestación a la que tenga derecho la persona reconocida como dependiente si la Administración ha tardado más de dos años en empezar a pagar las prestaciones reconocidas. En la actualidad, esta retroactividad está fijada en seis meses.
En cuanto a la organización del Sistema de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia (SAAD), se simplifican los grados de reconocimiento de dependencia eliminando los niveles I y II con los que se clasificaba la situación de gravedad de la dependencia dentro de un mismo grado.

También se pospone hasta 2015 la incorporación de nuevos personas de Grado 1, es decir, quienes tienen una dependencia moderada. También hay cambios en el sistema de financiación que primarán la apuesta por los servicios. El reparto del dinero estatal se efectuará el próximo año transfiriendo a todas las comunidades autónomas el 90% del presupuesto y, el 10% restante, a aquellas en las que primen los servicios. La proporción irá variando progresivamente hasta alcanzar que a cada concepto se destine la mitad del disponible.

Otra de las medidas significativas es la que se refiere al copago, que Fekoor siempre ha rechazado. A partir de ahora, empezarán a pagar por los recursos quienes tengan unas rentas superiores del 100% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), fijado en 532 euros al mes para 2012, mientras quienes no lleguen a este nivel, estarán exentos de copago.

La reforma cuestiona el modelo de cuidados en el domicilio que se desarrolla en Euskadi, y contribuirá a la destrucción de empleo en los servicios de ayuda a domicilio. En Euskadi hay más de 22.800 prestaciones reconocidas por cuidados informales, la mayoría de los cuales cotizan a la Seguridad Social. El golpe a la prestación por cuidados informales supone un retroceso y va en contra de la realidad, ya que las personas están demandado de manera masiva un cambio de modelo de atención, que pasa por la desinstitucionalización y la atención en su entorno afectivo y social, es decir, en su domicilio y no en instituciones residenciales.

Opina


Listado de Comentarios

    FEKOOR. Blas de Otero, 63 bajo 48014 Bilbao(Bizkaia)/Tlf:94 405 36 66 / Fax:94 405 36 69